S?bado, 14 de marzo de 2015

De toda mi vida siempre he dicho que los perros me entusiasman y que sin ellos yo no podría vivir, son los mejores amigos que el ser humano puede tener, y además es cierto.

Desde que tengo 15 años me acompaña mi fiel amigo Buba, un caniche que cuido como si fuera mi hermano pequeño y por el que tengo un gran cariño. Sin el yo no soy nada y no quiero ni pensar que pasará cuando él ya no esté.

Ahora tengo ganas de un mastin o un galgo. Toda mi vida he adorado a Buba pero ya quiero que tenga un hermano pequeño, aunque en realidad no vaya a ser de ese tamaño tan mini como él.

Lo que me gusta de estas razas de perros grandes son su pelaje, muy tupido y precioso además de que dan mucha paz y tranquilidad. Si desde pequeños los crias socialmente bien y rodeado de más perros y seres humanos serán muy sociables y unos verdaderos compañeros de fatigas.

Mi padre nunca ha querido tener un perro grande en su piso de ciudad, pero yo que vivo en el campo es ideal, porque tengo espacio suficiente y se sentirán perfectamente, no como si estuvieran atrapados en un pequeño apartamento de ciudad.

Además se cómo cuidar a un perro, no en vano Buba siempre ha sido mi responsabilidad, le sacaba, le daba de comer y jugamos constantemente para que esté a gusto y fortalecerle. Por eso no será ningún obstáculo para mi encargarme de otro perro más, a pesar de que un perro grande dará más trabajo.

Por último quiero decir que no entiendo todas esas noticias en las que se oyen abandonos de animales. Si por mi fuera me quedaría con todos los que pudiera, son increíbles, dan mucha paz y amor y en muchos casos son mejores que las personas.

Un abrazo y hasta el próximo artículo.

Mua


Publicado por albacea22 @ 18:34
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios